Blogia
Campamento Virtual

LA GRAN DEPRESIÓN 1929-1933

LA GRAN DEPRESIÓN 1929-1933

LA GRAN DEPRESIÓN 1929-1933

Por Claudio Valerio


Sería una redundancia explicarles a uds., respetodos lectores, la profunda crisis por la cuál atraviesa nuestro país. Pero sí, sería interesante analizar objetiva y desapasionadamente porque nos ocurrió esto.
Cuando las generaciones futuras analicen esta parte de la historia, quizás determinen sus causales con más objetividad. Esta es la ventaja de la historia.
Mientras tanto , nosotros estamos involucrados en ella y somos, nos guste o no, causa y efecto de esta situación.
Salir de una crisis no es nada sencillo ( así al menos nos lo han demostrado muchos países que han desandado por experiencias similares).
La primera consideración es comprenderla.
Y luego, aunque parezca una obviedad, es necesario un fuertísimo liderazgo, el cuál implica: idoneidad de conducción, confianza y visión de país.

Si la sociedad en su conjunto no acompaña la salida; la agonía perdura.

He creído conveniente realizar un pequeño repaso histórico de la crisis que sufrió en los años 1929-33 el que hoy es el país más importante del mundo, es decir los Estados Unidos.
Si bien hay abundante información disponible, muy pocas lo hacen desde el punto de vista sociológico-económico y, más aún, si los analistas son americanos o europeos.

Por lo tanto, traté de analizar los trabajos de muchos analistas americanos que convivieron con la misma, como asimismo excepcionales trabajos de la Universidad de Barcelona y algunos autores británicos.


Orígenes:

El Jueves 24 de Octubre de 1929 , una ola de pánico sacudía la Bolsa neoyorquina de Wall Street. Ese día, denominado posteriormente " jueves negro" cambiaron de mano casi trece millones de acciones al tiempo que se producía una baja generalizada y profunda de las cotizaciones.
En menos de 24 horas se arruinaron miles de accionistas y cuantiosas fortunas se esfumaron de la noche a la mañana.
De los felices y prósperos años 20 se pasaba a la Gran Depresión de los años 30.
En diciembre de 1928, el presidente norteamericano Calvin Coolidge , al dirigir su último mensaje en el Congreso al pueblo de la Unión comenzó diciendo: "Ninguno de los Congresos de Estados Unidos que se han reunido hasta ahora lo han hecho con más placenteras perspectivas que las actuales. En los asuntos domésticos hay tranquilidad y satisfacción..... pues se ha alcanzado el más alto récord de prosperidad.
En los asuntos extranjeros existe paz y buena voluntad, que provienen de la mutua comprensión".

No existe consenso entre economistas e historiadores sobre cuáles fueron los principales factores desencadenantes de la crisis del 29.
Pero sí se coincide que, algunos de los más importantes fueron el " boom" inmobiliario en el estado de Florida, la atención de ahorristas a obtener todavía más altos dividendos en la Bolsa neoyorquina y la tremenda capacidad productiva disponible en función de la demanda requerida ( léase crisis de oferta).

El tema en cuestión es que, en el año 1933 -el peor de ellos- el PBI había disminuido 1/3 es decir, cerca del 33%!!!

Los efectos de la crisis de 1929 se prolongaron hasta el año 1939.
Los precios de los productos básicos en el mercado internacional ( y si tomamos como base 100 el año 1929), disminuyeron 32%.
En Enero de 1933, mes en el cual el demócrata Roosevelt asume la presidencia, el número de desocupados era de 15 millones mientras que, Alemania contaba con 7 millones.

El comercio internacional disminuyó cerca del 48% en libras esterlinas.

Evidentemente, esta globalización primaria trasladaba las crisis en meses o años ( a diferencia de hoy en día que la hace " on-line").

Al producirse la crisis bursátil de Nueva York, se creó una grave desconfianza , especialmente en la banca, que se vio acosada por los depositantes que reclamaban sus ahorros.
Los problemas financieros se agravaron hasta límites hoy difíciles de imaginar . A principios de 1933, de los 12.000 bancos que funcionaban en 1929, más de 6.000 habían quebrado.
Es interesante comentar entonces cómo este factor de crisis de USA " contagió" en función de sus circuitos al resto del mundo. Veamos.
Alemania ( la República de Weimar) tenía necesidad de recursos monetarios para atender el pago de las reparaciones de guerra, en especial a Francia e Inglaterra.
Para financiar los mismos, recurrían al mercado de capitales de USA.
Con esos recursos, Alemania pagaba a los países aliados, los cuáles atendían las deudas contraídas durante la guerra.
De esta forma, el dinero que salía del mercado norteamericano volvía a él, y en el curso de tales flujos se favorecía el mantenimiento de la actividad económica en Europa.
Al producirse la crisis bursátil de N.York, se creó una grave desconfianza y los depositantes comenzaron a retirar sus ahorras del circuito bancario y/o financiero. Vale decir, se restringieron los recursos.
Por lo tanto, este circuito financiero quebró.
Paulatinamente, el mismo desequilibrio se fue induciendo paulatinamente en Europa.
Esta crisis, y frente a la caída de los precios internacionales, engendró una psicosis generalizada en defensa de los sistemas productivos nacionales , los cuales no podían contrarestarse con los aranceles vigentes.

El resultado final fue el propósito de defender , cada uno a su manera, sus propias economías, con la erección o reforzamiento por doquier de nuevas barreras arancelarias y de obstáculos para-arancelarios.
En materia de aduanas, la pauta de la gran carrera a un nuevo proteccionismo la marcó la Ley Smoot-Hawley que, en el año 1930 elevó de un modo notable los derechos de importación de todos los productos que ingresaban a USA.
El resto de los países no tardaron en seguir su ejemplo.

Inglaterra, en la Conferencia de Otawa en 1932, estableció el célebre Sistema de Preferencias Imperiales, basado en un axioma bien simple y concreto: " primero los productos nacionales, en segundo término los del Imperio Británico ( dominios y colonias), y últimos los extranjeros".
Así de sencillo.

Frente a este complejo panorama financiero y social, en Enero de 1933 asume como presidente Franklin Delano Roosevelt.
El país se encontraba inmerso en una profunda depresión, como consecuencia de los acontecimientos del año 1929.
Cuenta la historia que, a partir del primer día de su gobierno comenzó a impulsar el histórico New Deal.

New Deal ha sido traducido normalmente como "nuevo trato", " nuevo pacto" o " nuevo contrato" aunque el término " deal" utilizado en inglés como verbo significa repartir cartas después de haberlas barajado.

En este sentido, el equipo de Roosevelt quería subrayar que se " iban" a repartir las cartas de la riqueza y el trabajo en Estados Unidos, de una manera diferente a cómo se había venido haciendo hasta ahora, de manera que los menos favorecidos tuvieran, al menos, alguna carta " favorecida".

Nota: cuando Roosevelt fue proclamado presidente, Estados Unidos no tenía ni el objetivo ni la convicción de gran potencia.
La situación económica era tan deprimente en esos meses que, unos 25.000 veteranos de guerra acamparon cerca de la casa Blanca solicitándoles les anticiparan los subsidios - a los que tendrían derecho dentro de unos años- para sobrevivir la depresión.
La primer medida de talla fue cerrar durante cuatro días todos los bancos del país, para adaptarlos a toda una batería de nuevas medidas bancarias y fiscales.
La segunda medida de talla fue constituir el denominado Cuerpo de Conservación Civil, constituido por aquellos jóvenes que buscaban su primer empleo.
En Junio de 1933, ya existían 1.300 campamentos distribuidos en todo el país y 300.000 jóvenes comenzaban a trabajar en la obra pública y en la forestación.
Al finalizar estas "acampadas", cerca de 2 millones de jóvenes habían desandado por estos campamentos, habiendo construido innumerables presas y plantado cerca de 8 millones de hectáreas.
Estimulando poderosamente el mercado interno, la renta agraria creció de 5.600 millones de dólares en 1932 a 8.700 en 1935.

Roosevelt sugería permanentemente a sus empresarios, no disminuir el sueldo de sus empleados- a pesar de la baja de los precios- de manera de seguir " activando " el mercado interno.

Aquí es interesante destacar algunos conceptos filosóficos-económicos de Roosevelt: la más vasta realización de esta era fue la creación de la Autoridad del Valle de Tennessee ( Tennessee Valley Authority) o TVA.
Hasta el 18 de Mayo de 1933, fecha de su constitución, la acción del gobierno se había basado en la idea de que lo más que podía hacerse para remediar la miseria era aliviarla mediante una cierta redistribución de la riqueza.
Con la TVA se entraba en un nuevo concepto de Gobierno por el que se trataba de llevar a cabo una acción constructiva que creara riqueza, que diera los medios de subsistencia a una población pauperizada, en lugar de subsidiar su desesperación.

La " doma" del río Tennessee implicaría la prosperidad de toda una zona deprimida donde, este río en verano inundaba grandes zonas a lo largo de 1000 km y se asemejaba a un arroyuelo en el verano.

Luego de largas décadas de trabajo, y aún con la ayuda del Cuerpo de Ingenieros de USA trabajando para esta Agencia, este sueño se convirtió en realidad. Miles de granjas se beneficiaron de este emprendimiento.

Este es el legado de un estadista que, sin casa propia, sin auto y con una escasa jubilación, dejó en marcha cerca de 400.000 obras públicas que dieron trabajo a millones de norteamericanos , arrancándolos de su pauperización.

Por último estimado lector; no le causa envidia???

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres