Blogia
Campamento Virtual

Top Ten del Garca Argentino

Top Ten del Garca Argentino

Si hay algo que crece por obra de la naturaleza en la Argentina es sin duda la gente “garca”. Ni la soja, ni la carne vacuna e incluso el dulce de leche pueden representarnos de forma mas personalizada que este tipo de personas.
Si algún empresario capaz se dedicase a venderlos y envasarlos sé haría millonario. Pero por desgracia, es el único producto que nunca escasea en ningún país.


El “garca” no es una persona que nace genéticamente inmoral. Es un individuo que encuentra un oficio para ejercer, pero esta disconforme con su remuneración.
Por ejemplo, los mecánicos. Los mecánicos creen que son esenciales en la vida de todos debido a la cantidad de autos que existen. Por ende, como saben que su trabajo y conocimiento no le compraran la mansión con la cual se hacen la paja mental, encuentran la forma de obtener un rédito desmerecido de sus sucias costumbres.

Claro, es que nadie pagaría mas de $ 2.000 a una persona que viene manchada de grasa. Sin embargo, lo haríamos sin duda ante una manchada con sangre - léase cirujano-. Por ende, ¿garcas o victimas?. Lo que pasa, es que los “garcas” son como los presos, todos inocentes.


El Vendedor de Autos: Este es uno de los mas conocidos. Su practica criminal no infiere en la apropiación ilícita de dinero ajeno, sino más bien en la mentira impune y descarada.
El vendedor de Autos le debe todo su capital a los almanaques erróneos. Es que cada vez que uno compra un auto, no solo debe padecer las mentiras de la entrega, la desvalorización del tuyo si es que uno lo entrega en parte de pago, sino que también aparecen los costos de letra chica.
Siempre a la hora de retirarlo tenemos que abonar un costo que no aparecía en ningún lugar, pero que si lo leemos con una lupa tamaño pelopincho tiene sentido.


El Abogado: hoy en día los estudios de abogados se ofrecen como Kioscos. Personas que estudian durante años y años colocan en la calle carteles que dicen “Abogado, accidentes de transito, accidentes laborales, divorcios, Coca Cola Sin Gas”, al mejor estilo de rotiseria “Pollo, Pollo al Spiedo, Empanadas, Pizzas”. Algo increíble.
Los Abogados son personas que lo que saben de leyes lo ignoran en moralidad. Son capaces de llevar delante un juicio al mismo padre de su cliente, y no dudarían de sacar a un violador de la cárcel si el sobre es gordo. Todo es correcto a la hora de hacer juicio, y son adeptos a apropiarse la gente débil mental, convenciéndola de que le manden carta documento hasta a su perro por haberle ladrado. Recuerde, detrás de todo tarado exitoso, hay un buen abogado.


Los Vendedores de Celulares: Estos tipos no solo son desagradables personas, sino que aparte engendran en su ser, una depravación casi morbosa y adictiva hacia el mal gusto. Yo podría reconocer un vendedor de celulares de una popular a otra en un estadio de fútbol.
Para variar, no contentos con su estúpido e insignificante trabajo, creen que son los encargados de dar a conocer la tecnología a la sociedad; “Llévate este hoy sin ringtone no sos nadie”. Por favor! Que alguien les descargue un acoplado de canto rodado en la espalda y cual cubano arrepentido los manden en una balsa a Ushuaia, a la espera de ballenas asesinas.


El Vendedor de Electrodomésticos: Este tipo cree que en realidad todas las personas que estudiaron y se capacitaron para las ventas son unos idiotas. El es “El tontito de los negocios”, un piola bárbaro. Esta seguro que en la venta hace falta picardía callejera en vez de habilidad y seria capaz de tirarse de palito desde la punta del obelisco con tal de vender un plasma de 32 pulgadas.
Siempre recurren al estupidísimo ejemplo de; “Mira llévate esa heladera, yo la tengo en mi casa hace 20 años y jamás tuve problemas”, “¿Pero ¿Cómo? Me acabas de decir que es un modelo que salió este año”.
Pero por favor señor vendedor de secadores de pelo, usted no tiene heladera, usted tiene frió en la cabeza nada más.


El Cuidador de Autos: Esta es una raza que crece día a día. A veces tengo miedo de salir de mi casa y encontrarme a un tipo en mi propia cochera con un repasador naranja que me pregunte; ¿Se lo cuido Jefe?.
El cuidador de autos se ramifica en dos; El de los eventos, y el fijo.
El fijo generalmente es un viejo con algún problema con el cual no me voy a meter.
Pero el de los eventos es un gordo borracho y desdentado que cree que si ganamos lo suficiente para pagar la entrada de un boliche, recital, partido de fútbol y tener un auto, el nos cobrara el impuesto a la ganancia robándonos sumas demenciales por su inútil presencia.
Recuerden, justo 5 minutos de que comience el espectáculo al cual han asistido, el gordo ya esta en su casa atiborrado de vino y durmiendo como un muerto.


El Veterinario: Aunque suene difícil de creer, los veterinarios ocupan un lugar importante dentro de la lista de los trabajadores mas “garcas”. Si lugar a dudas, estos son de lo peor, por que no atentan contra el bien material sino que especulan con la desesperación a tus propios sentimientos.
Aprovecho esta oportunidad para quemar de alguna manera a la “Veterinaria Santa Rita” del partido de Boulogne.
Hace poco tiempo lleve a mi perro por una consulta. Me toco una Veterinaria que se hacia la amante fiel de la raza canina y no escatimaba en mimos hacia mi mascota. Diez minutos mas tarde me dijo que mi perro corría peligro de muerte y que había que operarlo. Saco una gillete para hacerle un “raspado”, lo hizo sangrar y volvió a reiterarme lo riesgoso del caso.
Al consultar con otros veterinarios, mi perro no tenia absolutamente NADA. Y la muy desequilibrada mental pretendía ganar dinero abriendo a un pobre cachorro y sacándole algún que otro órgano vital. Este es solo uno de los casos de estos inoperantes “Zoo Medicos”, de seguro habrá 1.000.000 de caos mas.


El Policía: Mamadera!. Sospecho que esta categoría debería dejarla en blanco pues el titulo nos dice todo. Pero como jamás darán con mi paradero, aprovecho para referirme a los gordos volquetes de muzzarella de Pizza Uggis.
Los policías son la cara de la corrupción, son el legado de todo lo que no se debe hacer en la vida. Sin embargo, por uno de esos hábiles movimientos oculares, muchos son leídos como héroes.
Seguramente algún vasallo social me dirá que es malo generalizar, y yo le responderé no se generaliza cuando se habla de un solo tipo de persona.
La más famosa, vil, y hábil movida de los policías es la de la protección. Lo podrán comprobar el día en que los llamen, angustiados por un robo en su casa, y ante el shock del momento, ellos se ofrecerán a ingresar en su propiedad pidiéndole que usted permanezca afuera.
Usted tomara este hecho como algo heroico y valeroso, pero si tuviese los poderes de Superman, podría comprobar que dentro de su hogar hay un puñado de chanchos tirando manotazos a cuanta alhaja de oro encuentren.


La Escort: El negocio de la prostitucion ha crecido muchísimo gracias a Internet. Esto se debe no solo a la posibilidad de ver el producto a “consumir” previo a la llegada al prostibulo, sino más bien, a la capacidad de un diseñador de transformar a la hija de Nestor Kirchner en la despampanante Pamela Anderson.
Cabe aclarar que por supuesto jamás he consumido estos servicios, pero se muy bien por experiencias de amigos que esto es una realidad irrefutable.
Señores, no todo lo que brilla es oro, o a veces si, solo que es el diente postizo de la mujer que se hacia llamar “Sonia Boquita divina”.



La Vendedora de Ropa: Esta señora a la hora de mentir es tan hábil como un cura en disneylandia. No tiene problemas en decirle a una señora que determinado pantalón le resalta la figura mientras los demás compradores se tapan la cara por miedo a perder un ojo con el botón del mismo. Generalmente tienen frases armadas como; “A mi me encanta como te queda”, “Te hace mas interesante”. Aunque la mona se vista de seda mona queda, y aunque Ana Maria Giunta se vista de Seda, Gorda queda!.


El de la Inmobiliaria: Estos burocráticos estúpidos parcelarios tienen el cerebro dividido en dos; “Alquiler” y “Venta”. Sus tretas son famosísimas pero no por eso dejan de ser efectivas.
Se les cae la baba a la hora de mostrarte un caño debajo de la panamericana y decirte que “Es muy luminoso”. Son capaces de encontrarle las virtudes de vivir dentro del tren fantasma y previo a la venta o alquiler son la Madre Teresa de Calcuta. Apenas unos minutos mas tarde, repiten como un disco rayado; “Deberías haberlo visto antes, ahora ya esta. Si se te cae el techo en la cabeza es por que debes haberte bañado durante mucho tiempo, no tiene nada que ver con nosotros”.

Los vendedores inmobiliarios son primos hermanos de los vendedores de Electrodomésticos, solo que estos se sienten muy apenados de no poder decir “yo tengo una casa de estas dentro de mi casa y nunca tuve problemas”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres