Blogia
Campamento Virtual

La mano de la esperanza

Samuel Armas es el nombre de un chico al que con sólo 21 semanas de gestación se le había diagnosticado una espina bífida y nunca sobreviviría, a menos que se le practicara una operación intrauterina.

El Dr. Bruner, tras numerosos estudios realizados en el Centro Médico Universitario de Vanderbilt, en Nashville, anunció que él podría llevar a cabo la operación, con el bebé dentro de la matríz materna.

Durante la intervención, el cirujano extrajo el útero mediante una cesárea y practicó una pequeña incisión a la bolsa, a través de la cual le fue posible operar al pequeño Samuel.

El Dr. Bruner estaba acabando exitosamente la operación, cuando Samuel sacó su pequeñísima pero bien desarrollada mano a través de la incisión practicada y  se agarró del dedo del atónito médico.

Este prestigioso cirujano declaró haber vivido el momento más emotivo de toda su vida, y permaneció totalmente inmóvil por varios segundos, durante los cuales Samuel seguía agarrandole el dedo, lo cual dio el suficiente tiempo para que el personal del quirófamo pudiera fotografiar el momento con toda claridad.

Y meses después Samuel nació ya totalmente curado, y hoy lleva una vida totalmente normal:

Historias así te amigan  con la medicina…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres