Blogia
Campamento Virtual

DOSSIER - 17 Septiembre 2008

DOSSIER - 17 Septiembre 2008

DOSSIER - 17 Septiembre 2008



Por el Ing. Claudio Valerio


A nadie escapa las profundas transformaciones que esta produciendo la
tecnología en nuestra sociedad.
Aunque este familiar término esta en boca de casi toda la comunidad, no toda
lo comprende en su verdadera extensión.
Esto no quiere decir que no debamos de explicarlo de la manera más sencilla.
Einstein decía que " no entiendes realmente algo a menos que seas capaz
de explicárselo a tu abuela".
De aqui surge la siguiente consideración: cualquier aspecto de la ciencia,
economía, filosofía, medicina etc, deberá ser explicado de la forma más sencilla,
pues la divulgación del conocimiento es lo que caracteriza la verdadera riqueza
de una sociedad.

Un interesante y por demás ameno libro del economista Lester Thurow del MIT
( Massachussets Institute Technology), “Construir Riqueza” plantea con total
claridad un importante concepto: " las burbujas temporales del mercado de
valores pueden producir una gran riqueza de mercado a corto plazo, pero
sin un crecimiento vigoroso de la productividad no pueden encontrarse
perdurables tesoros de riqueza."
A finales del siglo 20 y principios del siglo 21, seis nuevas tecnologías comienzan
a interactuar ( sinergismo al decir de Hermann Khan) para crear un mundo
completamente distinto: ordenadores, telecomunicaciones, materiales inteligentes,
robótica, biotecnología, microelectrónica.

Haber llegado al manejo de las mismas ha requerido años de investigación
y desarrollo con profesionales altamente capacitados y una enorme inversión
en maquinas, equipos e instalaciones.

Vale decir, el verdadero valor agregado es producto, precisamente, del manejo
o comprensión del conocimiento (cómo y porque ocurren las cosas).

Y aquí viene la primera consideración: los países desarrollados han apostado
(y lo siguen haciendo) a través de entes públicos y privados a un desarrollo
cada vez mas profundo y sofisticado de estas tecnologías.
Y lo hacen, precisamente, pues más allá de la mejora en la calidad de vida y la
generación de empleo, atrás de estos avances se plasma un importante negocio
económico: ya sea la venta de equipos e instrumental científico, nuevas familias
de ordenadores, construcción y lanzamiento de satélites, plantas nucleares,
sistemas de comunicaciones avanzados, armas, GPS, aviación, biotecnología
para el mundo agrícola y cientos, por no decir miles de estos ejemplos.

Y aquí viene la segunda consideración: qué valor agregado o qué producto
con valor agregado pueden ofrecerles los países sub-desarrollados o en vías
de desarrollo a los desarrollados?
Solamente materias primas o productos con poco valor agregado.
Esto es lo que en algún momento se llamó el deterioro de los términos de intercambio.
Muchos productos de poco valor versus pocos de alto valor.
Vamos a suponer que no nos guste esta terminología, ya que hace muchos años
fue concebida (aunque tiene plena vigencia), hablemos entonces de las A.C.V
( acrónimo de las Asimetrías en las Cadenas de Valor) si nos parece mas " moderno".

Pero al margen del pensamiento ortodoxo, heterodoxo o filo ortodoxo
( muy de moda en nuestro país para encasillar pensamientos!!), es una irrealidad
pensar que aquellos países, entes o instituciones que han invertido durante décadas
en el desarrollo del conocimiento para crear nuevas formas de mejorar la calidad de vida, la transfieran en forma "solidaria". ¡Eso no va a ocurrir!

Desde mi humilde punto de vista, en la medida que no fijemos verdaderas políticas de desarrollo científico, la brecha entre nuestro país y el mundo desarrollado se hará cada día mas amplia y, es de esperar entonces, que tener acceso a determinadas nuevas tecnologías no solo nos costará mucho más caro, tendrá una consecuencia aun peor: será para menor cantidad de gente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres